«Culto» y/o «Servicio»

El presente artículo tiene como propósito el tratar o exponer el tema: «Culto» y/o «Servicio» y darles explicación a la luz de la Infalible Palabra de Dios Padre.

¿Culto y/o servicio?

Son términos que a menudo se usan en el contexto cristiano, pero tienen significados ligeramente diferentes. 

Es apropiado esclarecer la definición de Culto dirigido a Dios Padre, debido a que ha sido malinterpretado  simplemente como llevar a cabo un acto de servicio a Dios.

Culto: Leamos el siguiente pasaje en el libro de Deuteronomio 6:4-6 define claramente que el Culto es única y exclusivamente para el Único y Soberano Dios: «Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.»

Salmo 95:6-7: «Venid, adoremos y postrémonos, arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor. Porque él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano.»

Juan 4:23-24: «Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.»

Del mismo modo, Culto a Dios Padre se refiere al acto de entrega, adoración, alabanza, darle toda la gloria, honra, acción  de gracias y reverencia hacia el único Dios verdadero. El culto implica expresiones de alabanzas, oración, canto, lectura de pasajes bíblicos y reflexión espiritual. Es un momento en que los creyentes se reúnen para ofrecer su verdadera entrega y sumisión en su relación con Dios Padre. 

«Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere; en la fiesta solemne de los panes sin levadura, en la fiesta solemne de las semanas; y en la fiesta solemne de los tabernáculos. Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías.» Deuteronomio 16:16.

Éxodo 23:15 «…y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías».

Romanos 12:1: «Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.»

Servicio: Primeramente, se refiere a la acción de servir a Dios Padre en la Obra. Como Evangelizar, Discipular, en las Misiones, el ministerio de la palabra, entre otras. También, el servicio en el contexto de la fe implica poner en práctica los valores y enseñanzas de la fe al realizar obras de caridad, ayudar a los necesitados y contibuir a la comunidad. El servicio puede manifestarse en acciones como el voluntariado, la ayuda a los desfavorecidos y el apoyo a otros creyentes. En esencia, el servicio es una forma de llevar a cabo los principios de la fe en la práctica cotidiana.
 

Mateo 25:35-40: «Porque tuve hambre, y me diste de comer; tuve sed, y me diste de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubriste; enfermo, y me visitateis; en la cárcel, y vinisteis a mí.  Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.»

«En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos de Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.» Hechos 6:1-4.

Gálatas 5:13: «Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne; sino servíos por amor los unos a los otros.»

Mateo 20:28: «Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.»

En resumen, mientras que el culto se centra en la adoración y la comunión con Dios Padre; el servicio se centra en la labor, de lo que conocemos, en la Obra del Señor como: evangelizar, discipular, misionar, ministerio de la palabra, entre otras; y en poner en práctica los valores y las enseñanzas de la fe en nuestro Dios a través de acciones concretas en beneficio de otros y en el cumplimiento de los Mandamientos contenidos en su Palabra.

El siguiente pasaje bíblico que se describe más adelante dice: «servirás». La versión en el idioma Portugués dice: «Culto». Es correcto. Como está escrito en el libro de Romanos 12:1:

«Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional».

«Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.» (Mateo 4:8-10 – RVR 1960). «Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.» (Mateo 22:37).

A ti cantaré
Te alabaré, gloria mía

Idiomas »
Scroll al inicio